Diálogo y consenso como herramientas para afrontar la crisis del COVID: Entrevista a Óscar Puente, alcalde de Valladolid

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, responde a algunas preguntas clave luego de pasar los peores meses de la crisis provocada por la COVID-19

Aunque llevamos ya unos meses de ‘nueva normalidad’ la sombra de la pandemia sigue a la vuelta de la esquina, no solo desde el punto de vista sanitario por el miedo a los rebrotes, sino también por las graves consecuencias sociales y económicas que dejó en España y en el resto del mundo. Desde INCIDEM llevamos más de 10 años trabajando para visibilizar y reconocer el trabajo de los gobiernos locales, y pasado ya el momento más crítico y en proceso de diseñar y gestionar la reconstrucción, creemos que es más necesario que nunca poner el foco en la labor que muchos ayuntamientos españoles han realizado en esta primera mitad del año, sobre todo porque muchas de sus acciones pueden constituirse como buenas prácticas de cara a futuro.

En este sentido, hemos decidido entrevistar a algunos alcaldes y alcaldesas que destacaron por su gestión de la crisis, y en este marco hemos conversado con Óscar Puente, alcalde de Valladolid desde 2015, para que nos cuente de primera mano sus impresiones y aprendizajes en estos meses tan difíciles.

La primera pregunta fue dirigida a conocer su percepción del impacto de la pandemia en el municipio, al respecto el alcalde puso el foco en los aspectos económicos y sociales, sobre todo para el gran número de personas que han perdido o han visto reducida su fuente principal de ingresos, esto sin contar por supuesto los efectos sanitarios que ya todos conocemos bien. A la hora de buscar soluciones el Ayuntamiento de Valladolid no dudó en trabajar para dar respuesta a las necesidades críticas de la ciudadanía, y en este sentido el alcalde reconoce la urgencia con que se tomaron las decisiones, comprometiendo hasta la fecha más de catorce millones y medio de euros, procedentes del presupuesto municipal de 2020 y de un Fondo COVID19 creado con los remanentes de los que dispone el Ayuntamiento. Estos fondos fueron destinados a apoyar a las familias a través de ayudas de distinto tipo, de emergencia, a domicilio, de alquiler, beca comedor e incluso destinadas a paliar la crisis energética. Los fondos también apoyaron a los sectores más afectados, como autónomos y Pymes, en especial en ámbitos como comercio, hostelería, cultura o turismo.

El alcalde, Óscar Puente.


Al ser consultado por las dificultades y retos durante los meses de crisis el alcalde reconoció que los Ayuntamientos muchas veces no tienen la posibilidad de atender como quisieran las necesidades de los vecinos y esto se debe a dos cuestiones, a la insuficiente financiación que sigue en las mismas condiciones que en 1985, y recalca en este sentido que la financiación autonómica ha tenido cuatro reformas en lo que va de democracia. Y por otro lado a la necesidad de que el gobierno nacional autorice el uso de los remanentes para que se pueda contribuir a la reactivación de las economías municipales. En este sentido destaca que la Junta de Gobierno de la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias) de la cual forma parte es ‘optimista para que el Ministerio de Hacienda permita la utilización de esos remanentes’, aunque hasta la fecha no hay novedades al respecto.

Pero no toda la gestión de la crisis fue tensión, el alcalde destaca de manera muy positiva que todas las medidas tomadas desde el Ayuntamiento fueron de manera consensuada y unánime, lo cual fue facilitado por un Grupo de Trabajo del que formaron parte 26 de los 27 concejales del Ayuntamiento, pertenecientes a los grupos socialista, al que pertenece el alcalde, Popular, Ciudadanos, y Valladolid toma la Palabra. Esto destaca porque no ha sido la norma para todos los gobiernos municipales, y además dota de gran legitimidad a todas las decisiones y medidas tomadas.

De cara a la reconstrucción y a los próximos pasos para salir de la crisis desde INCIDEM preguntamos al alcalde cómo ve el futuro de la cooperación internacional descentralizada, sobre todo ante el surgimiento de voces que promulgan que primero son los de aquí. Sobre este tema para el alcalde no se trata de ver a la cooperación solo como una política de los gobiernos nacionales sino también de lo local, y sobre todo como una nueva capa en la forma de relacionarse con otros territorios, que permite un ‘componente de búsqueda de una red de bien común internacional’ y que además promueve y persigue valores como los derechos humanos, la igualdad de oportunidades y la paz. Resalta además el valor añadido que pueden aportar los gobiernos locales a otros paises y regiones que todavía están lidiando con la peor parte de a pandemia, compartiendo la experiencia adquirida y algunas posibles buenas prácticas, y pone el foco en la necesidad de reafirmar la cooperación internacional, partiendo de la comprensión de que la salud pública es un ‘bien público global’. Para llevar adelante estos objetivos el Ayuntamiento continuará trabajando a través de subvenciones a proyectos de cooperación y trabajando junto a las organizaciones de la sociedad civil.

Por último consultamos al alcalde por las prácticas municipales que resaltaría como originales y útiles en la gestión de la crisis, resalta los esfuerzos realizados para promover el teletrabajo, sobre todo en el ámbito de los servicios sociales, incluso llegando a aprobar un acuerdo para establecer el teletrabajo como forma ordinaria de prestación de servicios para el conjunto de trabajadores de la Administración Municipal, y cierra remarcando la importancia del dialogo y el acuerdo entre las fuerzas políticas, reconociendo que “se ha convertido en un activo de enorme importancia a la hora de tomar decisiones eficientes para luchar contra las consecuencias de la pandemia en nuestra ciudad”

Comentarios